Blog dedicado a la genealogía de Gardel, meticulosamente documentada por investigadores de Francia, especialmente M. Georges Galopa.

Novedades:
-



EnglishFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified



Carlos Gardel a la luz de las leyes francesas

Un trabajo que explica por qué cambió su nacionalidad en 1920, visitó Francia en 1924, 
se aumentó la edad y "negaba" a su madre
ACLARACIÓN: Si bien en Argentina y otros países de América Latina la « clase » indica el año de nacimiento, en los textos que presentamos a continuación se refieren al año del servicio militar.



Movilización de Franceses Residentes en Argentina
Comunicado del Consulado de Francia del 17 de Noviembre de 1915.




l 17 de noviembe de 1915, en plena guerra mundial, el Cónsul de Francia en Buenos Aires publicó un comunicado dirigido a los franceses residentesen Argentina que en agosto de 1914 no habían recibido su "orden de marcha" para ir a la guerra. En la mayoría de los casos se trataba de personas que habían « olvidado » presentarse en el Consulado de Francia para regularizar su situación militar, como así también de personas de quienes se había perdido el rastro.






Diario " Le Courrier de la Pampa " de Buenos-Aires. Comunicado del Consulado de Francia
Traducción del comunicado de Henri SAMALENS,
Cónsul de Francia en Buenos Aires:


Según  una circular del Ministro de Guerra recientemente dada a conocer por el Ministro de Relaciones Exteriores a los Agentes Diplomáticos y Consulares, todos los omitidos (es decir, todos los  franceses según la ley francesa, nacidos en Francia o en el extranjero, no inscrpitos hasta el presente en los registros de Francia) menores de 50 años, deberán inscribirse provisoriamente en los registros de la clase 1917 ya censados; serán incorporados inmediatamente si se encontraran en Francia; si residieran en el extranjero, serán señalados a los prefectos y recibirán una orden de llamado a la que deberán responder de inmediato, a menos que el examen médico realizado en presencia del Agente Diplomático o Consular los considere totalmente inaptos para todo servicio.

Hasta el momento, los omitidos sólo figuraban en los registros de la clase censada después de descubrir la omisión y sólo fueron llamados con esa clase.

Además, un proyecto de ley presentado por el Gobierno prevé que los omitidos que no se hubieran presentado serían considerados insumisos en tiempos de guerra.

La lista de omitidos, abierta desde hoy por el Consulado será confeccionada:

1- En base a la declaración de los interesados, y en el caso de los menores, a la declaración de sus padres o tutores;
2- De oficio, de acuerdo con la información del Registro Civil y todos los documentos y reseñas.                        


Buenos Aires, 17 de Noviembre de 1915
El Cónsul de Francia,
H. SAMALENS.




1- COMENTARIOS

El comunicado del Cónsul SAMALENS estaba dirigido a los franceses radicados en Argentina "Omitidos", es decir desconocidos por las autoridades francesas. Esos franceses, menores de 50 años que nunca habían recibido notificaciones de carácter militar, debían inscribirse en un registro abierto a tal efecto en el Consulado de Francia en Buenos Aires. Sus nombres se incorporarían a los listados de los censos de la clase 1917 y pronto pasarían por una junta médica que decidiría su embarco hacia Francia y su incorporación en una unidad de la Armada Francesa.

El comunicado era consecuencia de la situación militar del momento:
En 1915, las pérdidas francesas en las ofensivas de Artois y Champagne alcanzaban la cifra exorbitante de 294.000 muertos[1]. Ese año 1915 que finalizaba será llamado « El año de barro y sangre». Francia necesitaba de todas las fuerzas vivas en la guerra contra Alemania y debió enrolar a todos los franceses en edad de portar armas que vivían en el extrajero y que no habían sido movilizados. La clase 1917 fue censada con un año de anticipación, permitiendo que Francia enrolara en la armada nuevos reclutas desde el 6 de enero de 1916, en vez el mes de octubre de 1917.

En términos militares, un "omitido" es "una persona en condiciones de responder a sus obligaciones militares pero que no ha sido censada con las otras personas de su franja etaria ". Por este motivo no está en regla, su nombre no figura en un « Registro de Matrículas » y no tiene libreta militar.

Si en tiempos de paz se descubría una "omisión", el responsable debía presentar sus motivos por escrito ante una comisión[2]. Si esas excusas eran aceptadas, se lo incorporaría a la clase del año en curso y debía partir al servicio militar luego de la aprobación de una junta médica. Si las excusas eran rechazadas y se lo consideraba culpable de fraude para evitar el servicio militar, esa persona sería juzgada por un tribunal civil que dictaría una pena de prisión de hasta un año. Finalmente, haría su servicio militar en un regimiento disciplinario, generalmente en África del Norte[3].

En noviembre de 1915, el tratamiento reservado a los « omitidos » era diferente : la armada francesa tenía necesidad urgente de soldados ya que, además de la importante pérdida de vidas, muchos regimientos estaban agotados por la fatiga de una guerra a ultranza. Todos los "omitidos" fueron directamente incorporados en la armada.

Esto significaba una grave amenaza para quienes no se habían inscripto en la lista de « omitidos » abierta en el consulado. Un proyecto de ley presentado por el gobierno francés preveía que los « omitidos » fueran considerados como ‘insumisos en tiempos de guerra’, cuya pena en caso de condena oscilaba entre 2 y 5 años de prisión[4].


Telegrama de movilización enviado a la Embajada de Francia en  Buenos 
Aires el 1 de agosto de 1914 (Fuente: Archivos Diplomáticos franceses)

2-MOVILIZACIÓN DEL 1 DE AGOSTO DE 1914



Luego de una grave tensión internacional, Francia -que formaba parte de tres países de la « Triple Entente » (Reino Unido – Francia – Rusia)-, ordenó la Movilización General al día siguiente que Rusia, es decir el 1 de agosto de 1914.
El  3 de agosto Alemania declaró la guerra a Francia.



Un telegrama de movilización dirigido  al « Ministro France B-aires » fue enviado desde París el 1 de agosto a las 21:15 y recibido a las 18:40 (hora local) por la sociedad "VIA MADEIRA" sita en calle San Martín 333 - 337 de Buenos Aires:

« Orden General de movilización decretada  - Primer día : Domingo 2 de agosto  - Se ruega advertir agentes subalternos para publicación diarios».


                       


En Bahía Blanca, el 12 de septiembre de 1914 "La Nueva Provincia" publicó el siguiente artículo :
Diario « La Nueva Provincia » de Bahía Blanca, 12 de septiembre de 1914
(Fuente : Archivos Diplomáticos Franceses)

RESERVISTAS FRANCESES 
El Consulado de Francia en esta, nos comunica que las salidas de los movilizadas (SIC) en Buenos Aires desde la fecha clases de 1893 hasta 1914, serán organizados en Buenos Aires desde la fecha de una manera normal.
Por consiguiente los hombres de dichas clases de su circunscripción consular del interior deben inmediatamente, sin otro aviso, presentarse al Consulado de Francia, en la capital federal, calle Solís 147, para retirar su permiso para embarcarse y los residentes en Bahía Blanca o sus alrededores en el consulado en esta, calle Berutti 35, con su libreta de enrolamiento u otros documentos militares.




La movilización en Argentina iba dirigida a los franceses e hijos de franceses nacidos entre 1873 y 1894, es decir pertenecientes a las clases 1893  hasta 1914. La orden de la Movilización General concernía a todos los franceses del mundo entero de entre 20 y 40 años. La guerra terminó cuatro años más tarde con una verdadera hecatombe de vidas humanas de graves consecuencias en Francia y otros países beligerantes.





3- RESULTADOS DE LA MOVILIZACIÓN EN ARGENTINA

En 1919, cuando ya la guerra había terminado, el Agregado Militar del Consulado de Francia en Buenos Aires confeccionó un informe sobre la movilización en Argentina. El documento de cinco páginas, conservado en los Archivos Diplomáticos Franceses, ofrece cifras que permiten evaluar los resultados de la mencionada movilización.


Fragmento del  informe del Agregado Militar del Consulado de Francia
sobre la movilización en Argentina (©Archivos Diplomáticos Franceses)



El parte comienza así :

"Las cuestiones del reclutamiento dependen de los Consulados que tienen oficina militar o una sección de sus archivos para este fin.
Para comprender el resultado de la movilización en Argentina, a fines de 1918 la Legación dirigió un cuestionario a los cinco consulados a su cargo. Solo tres, en septiembre de 1919, dieron una respuesta detallada. Posiblemente no se conozca jamás la cifra exacta de los movilizados, insumisos y no aptos de Argentina. Sin embargo, podemos ofrecer cifras probables que se aproximen a la verdad "…...








En su informe, el agregado militar dio las siguientes cifras sobre la movilización en Argentina:


Para el agregado militar, el resultado de la movilización en Argentina era decepcionante, sobre todo en la provincia de Buenos aires y la Capital, donde dos tercios de franceses aptos para la movilización evitaron presentarse en los Consulados.
Para conocer con precisión los resultados de la movilización en este país, el Consulado de Francia se basó en las cifras del 3er Censo Nacional Argentino realizado en 1914:
Censaron ese año en toda la Argentina cerca de 21.000 franceses en edad de presentarse en combate. Si evaluamos a las 2.800 personas que habían sido exceptuadas o justificadas por razones médicas, debería haber una cifra aproximada de 18.000 franceses aptos para el combate y listos para embarcar.

Sin embargo, los franceses que embarcaron fueron 5.800. El parte concluye que entre el 67% y el 68% de los franceses en condiciones de movilizarse quedaron en Argentina. La mayoría de esos franceses fueron calificados de « refractarios », es decir que se negaron a obedecer las prescripciones de la ley de 1905 sobre el reclutamiento militar. El término « refractario » agrupa a los ‘omitidos’ que no figuran en ningún registro de censos militares y a los ‘insumisos’, que figuran en los censos pero que luego de recibir la ‘orden de ruta’ se negaron a partir.







En el informe encontramos una mención a Pigüé, localidad poblada en su mayoría por franceses de Aveyron :

Fragmento del parte sobre la movilización en Pigüé (©Archivos Diplomáticos Franceses)



En Pigüé, sobre un total de 284 personas censadas por el Consulado de Francia de Bahía Blanca, había 247 ‘insumisos’, es decir  un 84% , entre los cuales figuraba el cura de la parroquia.
           


El Vicecónsul de Bahía Blanca subrayaba que, en realidad, la cantidad de franceses de Pigüé en condiciones de ser movilizados sería de 2 a 3 veces superior a la de los 284 censados por el Consulado.






Uno de esos insumisos era Joseph TOURRET, nacido el 14 de julio de 1890 en Lassouts, en el Aveyron

Foja de la matrícula de Joseph Paul Adolphe Émile TOURRET (© Archivos Departamentales de Aveyron)

















































El caso de Joseph TOURRET es interesante. En 1910 vivía en Pigüé (remarcado en rojo), y estaba inscripto en Francia en el Registro de Matrículas de 1890 de la circunscripción de Rodez, bajo el número 659. Aunque en 1910 fue ‘exceptuado’ del servicio militar por « Debilidad General », no respondió al decreto de movilización general del 1 de Agosto de 1914 y fue declarado « insumiso » el 16 de agosto de 1915 (remarcado en azul). Pero, por suerte (o por alguna complicidad), nunca recibió la « orden de ruta individual », documento militar que le ordenaba reunirse con su regimiento en Francia. Por esta falla de procedimiento, el 21 de octubre de 1919 volvió a su situación anterior de « exceptuado ».

Vencido el plazo de 6 meses acordados a los franceses residentes en el exranjero, el Ministerio de Guerra de Francia notó que eran muchos quienes no habían respondido a la « orden de ruta » resultante de la Movilización General del 1 de agosto de 1914. La situación era especialmente evidente en Argentina donde, como dijimos, el censo nacional de 1914 proveía información precisa sobre la población francesa del país.

Entre los llamados « refractarios » en el informe de la movilización en Argentina, los « omitidos » presentaban un problema jurídico porque no estaban inscriptos en ningún registro. Eran de alguna manera « invisibles » y no formaban parte de la armada. Si los encontraban culpables de fraude, eran juzgados por un tribunal civil que aplicaba el artículo 16 de la ley militar del 23 de marzo de 1905.
Por la situación explicada era imposible entregarles en mano la « orden de ruta » y, como vimos en el caso de Joseph TOURRET, ningún tribunal militar podía condenarlos por insumisión. En cambio, si se los consideraba insumisos en tiempo de guerra, un tribunal militar podía condenarlos a penas de 2 a 5 años de prisión, si regresaban a Francia.

El comunicado del Cónsul de Francia Henri SAMALENS fue una consecuenia lógica de esa situación, agravada por las enormes pérdidas francesas de 1915.

Como no se conocía la cantidad de « omitidos » ni sus nombres, Francia advirtió que utilizaría todos los medios posibles para completar las listas abiertas en los consulados y quienes no se inscribieran serían anotados de oficio basándose en documentos, por ejemplo los del Registro Civil y también por « reseñas ».

3- EL CASO DE CHARLES ROMUALD GARDES (CARLOS GARDEL)

Carlos GARDEL, inscripto en el Registro Civil como Charles Romuald GARDES, estaba contemplado de manera directa por el comunicado del 17 de noviembre de 1915 porque formaba parte de los franceses « omitidos »  en el censo militar.
En Francia, los alcaldes debían confeccionar sus padrones según los del Registro Civil de la comuna a su cargo, inscribiendo a todos los jóvenes que el año anterior habían cumplido 20 años. Luego se enviaban las planillas del censo militar al prefecto del Departamento que realizaba un « Registro de Matrículas ». En el extranjero, los Consulados completaban esta tarea con los hijos de franceses nacidos en el país (para Francia conservaban la nacionalidad de sus padres aunque la Argentina los considerara argentinos), y también para los franceses establecidos en el país que debían declararse.

Artículo 13 de la Ley del 23 de marzo de 1905 sobre el relcutamiento de la Armada
(Boletín Oficial de la República Francesa) Fuente : Gallica-BNF
Charles Romuald GARDES no se inscribió en 1910 en los registros de censos del cantón norte de su Toulouse natal ni en ningún otro cantón francés porque fue beneficiado con una disposición particular de la « Ley de reclutamiento de la armada » del 23 de marzo de 1905, concerniente a la « residencia ».

Reproducimos el artículo 13 de esta ley que define qué domicilio debe tomarse en cuenta para inscribir a una persona en los registros de censo de un cantón.

Contiene cinco incisos:

Artículo 13 : Se consideran legalmente domiciliados en el cantón

El inciso 1 define el domicilio de la siguiente manera:

1° los jóvenes, incluso los emancipados, voluntarios, residentes afuera, expatriados, ausentes o en estado de prisión si su padre  o, en caso de fallecimiento o pérdida de la patria potestad del padre, su madre o su tutor está domiciliado en una de las comunas del cantón, o si su padre, expatriado, tuviera su domicilio en una de las mencionadas.

Los incisos 2 y 3 se refieren a los jóvenes casados.

El 4, a carentes de padre, madre y tutor.

El 5, a los jóvenes del cantón no contemplados en los casos precedentes.


Charles Romuald GARDES era hijo de padre desconocido y había emigrado a Argentina con su madre.  No estaba comprendido en el inciso 1 de la ley que, en caso de expatriación de los progenitores, tomaba en cuenta el último domicilio que el padre había tenido en Francia. En el caso de un hijo natural, la ley de 1905 no otorgaba a la madre los mismos derechos que al padre. Estos detalles muestran los aspectos misóginos de la sociedad de entonces.

Según el quinto inciso del artículo 13 de la ley de 1905, el domicilio que correspondía a Charles Romuald GARDES era « el cantón en el que residía », es decir Buenos Aires.

Luego el Consulado debía informar por vía diplomática en qué cantón francés debía inscribirse (en general, el que correspondía a su lugar de nacimiento). Como el Consulado no tenía conocimiento de su presencia en Argentina, porque ni él ni su madre habían hecho ninguna gestión de notificación, Charles Romuald GARDES pertenecía a los « omitidos » que el Cónsul quería inscribir en noviembre de 1917 en los registros abiertos por Francia a esos efectos.





Una búsqueda emprendida en 2004 en el Servicio Histórico de la Armada de Tierra dependiente del Ministerio de Defensa Francés confirmó la ausencia de Charles Romuald GARDES de los listados del censo francés.

La respuesta fue clara: « El Servicio Histórico de la Armada de Tierra no tiene ningún elemento que permita aportar precisiones en cuanto a la situación del Señor Charles Romuald GARDES en referencia al servicio militar ».

Respuesta del Ministerio de Defensa  (documento: Georges GALOPA)





Por consiguiente, Charles Romuald GARDES jamás formó parte de la Armada Francesa ni fue condenado por insumisión. Al igual que los dos tercios de franceses residentes en Argentina, no fue a la guerra ni se presentó ante el Consulado de Francia durante la primera guerra mundial, contradiciendo al artículo 1 de la ley del 23 de marzo de 1905  que establecía que  « Todo francés debe cumplir el servicio militar personal».

Luego de tres llamados, perimieron sus obligaciones militares, que eran:

1- Presentarse en 1910 ante el Consulado de Francia para ser inscripto en los registros de censos.
2-Responder a la orden de movilización del 1 de agosto de 1914.
3-Registrarse en la lista de « omitidos » de acuerdo con el comunicado del Cónsul SAMALENS del 17de noviembre de 1915.

Su situación de « omitido » sin cartilla militar lo dejaba en una situación ilegal.

Mientras permaneciera en territorio argentino no corría riesgos de ninguna sanción, pero su situación se tornaba riesgosa en caso de que viajara a Francia o a un territorio bajo su administración.
Se comprende entonces que haya adquirido la nacionalidad argentina y adoptado el nombre artístico de Carlos GARDEL para evitar persecuciones en territorio francés. Pero también tenía otros escollos que sortear.

4- RIESGOS EN CASO DE INSUMISIÓN

A diferencia de Carlos GARDEL, su amigo de la infancia Cyrille Stephen CAPOT figuraba en los registros del censo del cantón de Nérac, su ciudad natal.
Al igual que Charles Romuald GARDES, no había cumplido sus deberes militares. Poseía cartilla, pero no mencionaba ningún « estado de servicio militar », por tratarse de una inscripción que solamente recibían los condenados por insumisión.



Cartilla N° 814 de Cyrille Stephen CAPOT (© Archivos Departamentales de Lot et Garonne)































Nota :
1-La cartilla de Cyrille Stephen CAPOT que presentamos fue publicada en un artículo referido a su situación militar y genealogía

2-A  Cyrille Stephen CAPOT se le aplicó la ley del 15 de julio de 1889, referida al reclutamiento de la armada. Nacido en 1882, pertenecía a la clase 1902 pero el modo de reclutamiento era idéntico al de la siguiente ley del 23 de marzo de 1905, la que se aplicó a Charles Romuald GARDES (clase 1910).

Indicaciones y comentarios de la Cartilla de Cyrille Stephen CAPOT :

1-En la rúbrica: DECISIÓN DEL CONSEJO DE REVISIÓN y MOTIVOS, Cyrille Stephen CAPOT fue inscripto con el número 30 de la lista del cantón de Nérac.  (remarcado en verde).

2-En la parte SITUACIÓN CIVIL (remarcado en ojo) se indica que reside en América con sus padres, Isidore CAPOT y Marie DUCASSE.
La alcaldía de Nérac fue informada de que Cyrille Stephen CAPOT y sus padres habían emigrado a América. Esta información, proveniente de una fuente confiable, permitió su inscripción en el registro de censos de la clase 1902 de Nérac. Sin embargo, hay una información errónea: Isidore Capot, padre de Cyrille Stephen CAPOT no viajó a Argentina, sino que falleció el 24 de noviembre de 1889 en Agen.

3-En DETALLES DEL SERVICIO Y MUTACIONES DIVERSAS,  donde normalmente figuran sus estados de servicios militares, se lee :

" Fue convocado para reclutamiento el 1 de diciembre de 1903
Fue declarado insumiso el 2 de junio de 1904.

El punto N°1 fue dirigido al Prefecto de la Gendarmería de Lot et Garonne, Prefecto de Policía y Procurador de la República en Nérac, al Ministro de Guerra y al Ministro del Interior.

El de junio de 1904 fue inscripto en los registros de Censo de la clase 1902. No se presentó en el cuerpo al que estaba afectado. Fue objeto de una « orden de ruta » que lo convocó a las oficinas de reclutamiento el 1 de octubre de 1903.

Reintegrado a la dotación y afectado al 7 Regimiento de Infantería – Declarado nuevamente insumiso el 4 de diciembre de 1908.

Perimido su estado de insumisión (presunción de su edad de 52 años el 24 de enero de 1935).   "


Cronología de los hechos:

Cyrille Stephen CAPOT tenía 20 años en 1902.
Vivía con "sus padres" en América, en consecuencia en enero de 1903 fue inscripto en los registros de la clase 1902 del cantón de Nérac, en trigésimo lugar.
No se presentó en el Consulado de Francia y fue declarado de oficio « apto para el servicio militar ».
El 1 de octubre de 1903 fue convocado a la oficina de reclutamiento.
El 1 de diciembre de 1903 no se presentó a la convocatoria.
El 2 de junio de 1904, vencido el plazo de seis meses, fue declarado « insumiso ».
Fue buscado por insumisión y su descripción se difundió entre las autoridades francesas: la Policía, la Gendarmería, el Ministerio de Guerra y el Ministerio del Interior.

Luego de cumplir el servicio militar activo, la clase 1902 pasó a la reserva de la armada.
Cyrille Stephen CAPOT fue nuevamente convocado al 7° Regimiento de Infantería para participar de los períodos de ejercicios militares, pero no se presentó.
En consecuencia, se lo declaró « insumiso » por segunda vez el 4 de diciembre de 1908.

Capot permaneció insumiso hasta los 52 años.
En 1935 su insumisión perimió y no corrió más riesgos de persecusiones.

Nota : No hemos encontrado ninguna mención a una insumisión de Cyrille Stephen CAPOT a la movilización general del 1 de agosto de 1914, lo que pareciera indicar que a esa  fecha el Consulado de Francia todavía no había encontrado sus rastros.

El mismo calificativo de « insumiso » correspondía a Charles Romuald GARDES, « omitido » en los registros de censos que no había respondido al comunicado del Cónsul de Francia del 17 de noviembre de 1915.

Al igual que Cyrille Stephen CAPOT, Carlos GARDEL, cuyo verdadero nombre era Charles Romuald GARDES, debería haber esperado hasta los 52 años (es decir hasta 1943) para que prescribiera su insumisión y pudiera regresar a Francia sin inconvenientes. Para sortear ese problema, tomó la decisión de naturalizarse argentino.


Sin embargo, había un texto que no se podía omitir :

5 -LA LEY DEL 27 DE JUNIO DE 1889 SOBRE LA NACIONALIDAD FRANCESA

La ley del 27 de junio de 1889 tenía un artículo aplicable a los franceses naturalizados en otro país para evitar el servicio militar de Francia.

En su obra « La Nationalité au point de vue des rapports internationaux »  (« La nacionalidad desde el punto de vista de los informes internacionales ») aparecida en 1890, George COGORDAN, doctor en derecho y ministro plenipotenciario francés, establecía las severas condiciones que Francia impondría a ese accionar.


« La nationalité au point de vue des rapports internationaux »  de George COGORDAN  (fuente : BNF-Gallica)


« La nationalité au point de vue des rapports internationaux », fragmento de la página 262 (fuente : BNF-Gallica)


En la página 262 se lee:

La ley de 1889 agrega un nuevo elemento: En el futuro, la desnacionalización (es decir, la pérdida de nacionalidad francesa) no podrá ser aplicada a los franceses que, sometidos al servicio de la armada activa obtengan una naturalización extranjera sin previa autorización del gobierno francés. El tribunal deberá entonces examinar este punto antes de emitir su fallo judicial.






Esta ley sobre la nacionalidad, promulgada el 2 de junio de 1889 por el Presidente de la República Francesa Sadi CARNOT, fue publicada al día siguiente en el Boletín Oficial de ese país.
  
Boletín Oficial del 28 de junio de 1889. 
Publicación de la ley sobre la nacionalidad. (Fuente : BNF-Gallica)


Art. 17 Ley del 27 de junio de 1889 sobre la naturalización – Boletín Oficial de la República Francesa del 28 de junio de 1889 (Fuente : BNF-Gallica)




En el artículo 17, la misma ley especificaba:

«Pierden la condición de franceses:
Los franceses naturalizados en el extranjero o aquellos que adquieren sobre su solicitud la nacionalidad extranjera por efecto de la ley.

«si todavía está sometido a las obligaciones del servicio militar para la armada activa, la naturalización en el extranjero solo le hará perder su condición de francés si hubiese sido autorizada por el gobierno francés; …. »



Según lo establecido en el artículo 17, si un francés, después de naturalizarse extranjero sin el consentimiento del gobierno francés, ingresaba a Francia y se constataba que su naturalización se había realizado sin que cumpliera su servicio militar en Francia, sería detenido y sospechado de haber querido eludir sus obligaciones militares, y se considera que siempre será francés. George COGORDAN precisa en su obra que esta situación provocó disensos con los Estados Unidos de América.
También tuvo problemas con Argentina, porque los hijos de franceses nacidos en Argentina que no sirvieron a la armada o a la marina argentina, fueron detenidos al viajar a Francia aplicando esta ley[5].

Selgún el artículo 12 de la ley militar del 23 de marzo de 1905, en tiempo de paz, un « omitido » que fuera descubierto sería integrado al servicio militar activo  hasta una edad máxima de 27 años. En consecuencia, si Charles Romuald GARDES, sin haber pedido autorización al Consulado de Francia, se naturalizaba argentino entre los 20 y los 27 años (es decir, entre 1910 y 1917), al aplicar la ley del 27 de junio de 1889 Francia  habría considerado que todavía conservaba la nacionalidad francesa y si regresaba a Francia habría sido detenido y juzgado por insumisión, pese a su nueva nacionalidad. Era necesario, entonces, esperar 3 años, es decir a la edad de 30 años para que prescribiera su delito de insumisión, como lo indica Georges COGORDAN en la página 262 de su libro.


Página 262 del libro  « La nationalité dans les rapports internationaux » de George Codorgan –  Prescripción de 3 años (Fuente : BNF-Gallica)


Por lo expuesto, era prudente que Charles Romuald GARDES esperara tres años más, es decir hasta 1920, antes de cambiar de nacionalidad « sin autorización del gobierno francés ».

La ley francesa que sucedió a la del 27 de junio de 1889 sobre la nacionalidad fue promulgada el 10 de agosto de 1927. Era aún más exigente, ya que extendía a 10 años el plazo de prescripción.


6 – EL SENTIMIENTO GENERAL HACIA LOS FRANCESES QUE NO COMBATIERON.

Frente a las terribles pérdidas humanas y a los sacrificios soportados por los soldados cuyos testimonios de guerra describían verdaderos horrores, los « malos franceses »  que no habían ido a combate no eran muy queridos en Francia. Los veteranos combatientes, por entonces muy influyentes, no mostraban hacia ellos ninguna consideración. Podemos comprobarlo en su órgano de prensa « La voix du combattant » (« La voz del combatiente ») del 12 de diciembre de 1925 que atacaba violentamente a los « insumisos de Argentina » en su siguiente artículo :


« LA VOIX DU COMBATTANT » del 12 de diciembre de 1925 (Fuente : BNF-Gallica)
Los que supieron aguantar
« Los combatientes que pudieron medir los peligros afrontados en el transcurso de la guerra y los sufrimientos soportados, pueden dar rigurosas muestras, mejor que cualquiera, de la indulgencia, la falta de estima, con respecto a los insumisos y cierto desprecio en el cual puedan tener  aquellos que han faltado así al honor. Pero hay una cosa que seguramente ninguno de nosotros puede perdonar, es que nuestros insumisos se hayan aprovechado de la guerra.
Tal es el caso de los insumisos de Argentina que, poco deseosos de responder al llamado de la patria en peligro, prefirieron hacer fortuna en Buenos Aires y otros lugares mientras que sus jóvenes compatriotas morían masacrados.
Y sin embargo, la última asamblea general extraordinaria de nuestra sección de Argentina nos informa que se ha encontrado a un veterano combatiente mejor que un antiguo oficial activo para defender a los chacales de Argentina.
La discusión planteaba si esta triste categoría de individuos tenía el derecho de formar parte del Consejo de Sociedades Francesas.
¿Cómo se atreven siquiera a preguntarlo? Y esos millonarios doblemente responsables, ¿no tienen tan solo el pudor de llamarse modestamente a silencio, de intentar hacer olvidar su felonía?
Hemos sufrido mucho para tolerar que la traición dorada venga a insultar a nuestras miserias ».




Frente a tanta animosidad, Carlos GARDEL debió prestar especial atención al desarrollo de opiniones tan desvaforables hacia los franceses residentes en Argentina que no habían ido a la guerra. No hay dudas de que la decisión de declararse nativo de otro país obedeció a este hecho, que podría haber arruinado su carrera artística en Francia.

En resumen, se comprende muy bien que Carlos GARDEL haya esperado hasta 1924, cuando tenía 33 años cumplidos para ir a Toulouse a ver a su familia. Si hubiera ido cuatro años antes y se hubiera descubierto su verdadera identidad, se habría considerado que todavía era de nacionalidad francesa. 

También se explica que se haya aumentado tres años, porque tal vez consideró necesario tener 33 años al momento de cambiar su nacionalidad (su Certificado de Nacimiento del Consulado Uruguayo fue fechado el 8 de octubre de 1920 y alcanzaría esa edad el 11 de diciembre). Además, en caso de que hubiera obtenido su ciudadanía argentina más rápidamente de lo que sucedió, podría haber viajado a Francia antes de 1924. Su situación militar habría sido preocupante si hubiera declarado su verdadera edad, ya que no tenía ningún documento ni constancia militar para justificarse.  



Como muchos franceses de Argentina de su edad, no se presentó en 1910 al Consulado de Francia para inscribirse en el censo militar. No se había presentado para la movilización general del 1 de agosto de 1914 ni respondió al comunicado del Consulado de Francia del 17 de noviembre de 1917, que le concernía de manera directa ya que formaba parte de los franceses nacidos entre 1873 y 1894. Por estas razones, además de modificar sus propios datos, debió también alterar los de su madre.  

Para ir a Francia necesitaba hábiles artilugios para evitar persecuciones: Primero, modificar su apellido; luego, adoptar la nacionalidad argentina y permanecer atento a las disposiciones de la ley francesa del 27 de junio de 1889 sobre la nacionalidad, además de tener en cuenta el desarrollo de las opiniones de Francia, siempre muy hostiles hacia los compatriotas que no habían participado de la primera guerra mundial.




                                                                       Georges GALOPA
Andolsheim, septiembre 13 de 2020
Traducción y colaboración: Ana Turón







[2]     Artículo 16 de la Ley del 23 de marzo de 1905.
[3]     Artículos 16, 79 y 80 de la Ley del 23 de marzo de 1905.
[4]     Código de justicia miliar para la armada de tierra del 10 de noviembre de 1920, página 123.
[5]     Artículo del diario « Le populaire » del 15 de marzo de 1939,  « Journal du droit International » (Diario de derecho Internacional) de Édouard CLUNET de 1920, página 114